Eructos literarios

Su nombre lo dice

Nos tomamos la vida demasiado en serio. Justo acabo de recordar que cuando era muy pequeño, alrededor de 4 años, conocí a mi hada madrina. Ella me dijo: has sido un niño muy bueno todos estos años por lo tanto, si pudieras tener un superpoder ¿ cual elegirías ? Podrías volar, ser superfuerte, invisible, ¡ cualquier cosa que desees! . Uaohhh, pensé, ¡ un superpoder! ¡Y puedo elegir cualquier cosa ! - ,¿ cualquier cosa? - Le pregunté. Por supuesto mi niño - respondió ella.

8.5

Cuando muestra desde su palidez lo que finge ya saber, se inclina hacia los aprendices y su mirada los convierte en ceniza embotellada…que no tengan que marcar dónde dejé de ser, prefiero obviar la existencia que ya fue y sentir el aleteo constante del futuro que sólo llega siendo ayer. Desconfiada acaricia los rugidos de su intuición e intenta no conformarse con los peces que se muerden la cola...

4

Estabamos mi amor eterno espiritual y yo tranquilamente en el paraiso y de pronto la gilipollas va y dice.

0

Las noches se empezaron a vestir de pimienta y de sal. De estornudos y de no saber a donde vas. De querer estar allí, allí, cuando seguía aquí y aquí. De esperarte, de esperarme de revestirme de sal y lucidez, para que si me lames, te quedes sedienta y llena de saber.
Eso dijo escrupuloso y tupido de noche la mujer que pagada con propina había dejado mis alientos sujetos de mentiras en un beso.
Es decir
una prostituta que no tenia nombre ni postura gratis
Espero que no entre un gato negro de repente en mi relato.

0

Páginas

Suscribirse a RSS - Eructos literarios