Parte de guerra desde el frente Europeo -Final del Invierno.

Estimado Capitán General,
Alentados por las inminentes victorias en nuestros frentes del Oriente Medio y Mediterraneo, hemos decidido adelantarlo en unas semanas a la conquista de toda la zona Europea.
Para ser honestos, no ha sido difícil, el enemigo huye en lugar de enfrentarnos. Y se fracciona. Nosotros permanecemos unidos e inalterables, y lo cierto es que estamos sorprendidos. En nuestros cálculos y proyecciones la vieja Europa siempre nos pareció un bastión inexpugnable, y ver cómo se desploma sin apenas ofrecer resistencia nos ha llenado de orgullo y al mismo tiempo de estupor. Hemos sido capaces de entrar hasta el corazón de las grandes ciudades sin apenas resistencia, y lo que más nos ha sorprendido es que hemos utilizado exactamente las mismas tácticas ya mostradas en Oriente. No hemos mutado siquiera, uno de nuestros movimientos originales, por supuesto estamos un poco suspicaces, por que tememos que todo esto pueda haber sido una encerrona, dejarnos entrar para reaccionar y masacrarnos, pero realmente no lo parece. Hemos logrado ya, en apenas unas semanas, dividir el continente, y creemos que no es una división estratégica, sino más bien determinada por los intereses individuales de cada estado. Por ahora son las divisiones físicas pero esperamos conquistar pronto la división tecnológica. Tal y como habíamos previsto, los estados han cerrado para protegerse a sí mismos, y los grupos en cada estado , no hacen más que dividirse en más y más pequeñas partes.
Hemos aprendido que es un enemigo muy indisciplinado, cuando no ya simplemente estúpido, y actua solamente basado en el interés individual, o de pequeños grupos, pero casi siempre desorganizados, egoistas y finalmente miedosos. Nosotros seguimos unidos. Esperamos oir pronto noticias del otro lado del hemisferio y de otros frentes. Por las escenas recientes en el otro lado del atlántico, los estados unidos, serán pronto los estados desunidos, y con el miedo como nuestro aliado, también sucumbirán. El enemigo es debil , dividido e indeciso, nosotros somos uno e indivisible. Mientras ellos siguen ganando sus minúsculas batalles de sus gigantescos egos, y quitándose la razón y la palabra unos a otros, nosotros, no ya con un mismo, sino con un único espíritu, seguimos adelante paso a paso, en silencio, conquistando.
Caerán, y se dividirán pronto otros continentes, y naciones,ciudades, barrios y familias.
Hermanos, en la sangre, el dolor y el pensamiento. Virus, uno y mil, venceremos. !