Dieron

Dieron su mirada y cada uno se quedó con la del otro, dejaron de ver su mundo y comprendieron que el yugo les arrastraría de vuelta al inicio para recuperar la visión propia antes de morir. Siempre tarde...siempre...