Jugar x jugar

Jugar por jugar es jugar al cuadrado que si le acaricias los vértices se convierte en un círculo vicioso.

-Doctor tengo un gravísimo problema. Mi medico de cabecera me ha enviado aquí urgentemente.
-Dígame.
-No tengo miedo. Ninguno. Nada.
-Uff eso es grave-, dice ahora el doctor preocupado mientras manda llamar al enfermerr y a un grupo de médicos. Descríbanos los síntomas.
-Bueno estoy en mis cuarenta, relativamente sano y no sé, no tengo miedo. ¿Qué me pasa?. No puedo dormir por la falta de miedo. Bebo de más cuando todos están asustados y yo no tengo miedo. No sé qué hacer. Nadie habla ya conmigo. Todos tienen miedo y yo no. ¿De qué puedo hablar con ellos? No es que.....oO

- Si has perdido el silencio que prisa tienes entonces.
-¿Qué?
- Que si has perdido el silencio que prisa tienes entonces.
-Anda déjame en paz, yo no he perdido nada. Tengo simplemente prisa.
-¿Prisa? Toda la prisa del mundo no va a hacer llegar el próximo tren más rápido, creo que tenemos que esperar lo mismo aunque tu prisa sea mayor.
-¿Quién carajo eres tú? ¿ Nos conocemos?
-¿Qué has perdido?
-Eh… he perdido el tren, joder, por medio minuto, ¿te parece poco?.
-Quizá… todo depende de lo que te va a hacer perder ese tren que has perdido y.....oO

2

Crassshhh!!
Fue todo lo que se oyó.
O quizás ni siquiera se oyó...
Acaso había algo que romper?

Y aquella noche soñó con el mar...oO

4.5

No sé cómo ni por qué otra vez estoy aquí, en esta playa en la que tantas veces he recalado. Desnuda y sola, sin equipaje. Mejor así: sólo piel, piel y sal, nada más.

Ayer parece lejano y mañana no existe. Tampoco estás tú ni tu risa, tampoco me hace falta. Sí, he querido olvidar tu risa y el sabor de tu boca. También tu olor, que creía imborrable.....oO