Relatos

Relatos para gatos

Estimado Capitán General,
Alentados por las inminentes victorias en nuestros frentes del Oriente Medio y Mediterraneo, hemos decidido adelantarlo en unas semanas a la conquista de toda la zona Europea.
Para ser honestos, no ha sido difícil, el enemigo huye en lugar de enfrentarnos. Y se fracciona. Nosotros permanecemos unidos e inalterables, y lo cierto es que estamos sorprendidos. En nuestros cálculos y proyecciones la vieja Europa siempre nos pareció un bastión inexpugnable, y ver cómo se desploma sin apenas ofrecer resistencia nos ha llenado de orgullo y al mismo tiempo de.....oO


Estamos aquí/estoy aquí rodeados de esta inmensidad, esta luz blanca, cálida . Luz. amor, paz lo cubren , lo rodean y lo permean todo. Hasta el punto de que ya no se/ sabemos si esto es real. ¿Real? . No se/sabemos si soy yo, si somos nosotros, o mi otro yo o mi otra ella, pero algo - responde - a mi no hecha pregunta:
- Por supuesto que esto es real.
- ¿Y cómo sabemos que esto es real? ... pregunto yo, o algo o alguien.
mmmm, bueno para poder mostrarte que algo es real, te mostraré antonces algo que no es real. O algo irreal.
- pero ¿el que?
- cualquier.....oO

Hay como siete en la mesa, contaría. Se mueven tanto que parecen más, o se arriman a ratos unos a los otros que parecen menos. Hay cariño y risas veo. Un grupo armonioso que desprende algo, al que me encantaría pertenecer ahora. Al que me gustaría arrimarme sin ser notado y siendo visto. Al menos puedo oír lo que hablan.
Hablan de diferentes cosas, de diferentes mundos, conversaciones que se cruzan, se colapsan y se entregan a otras.
-O ya, ese concierto- dice una dama en un pantalón ajustado y una camisa roja. - ¿Estuviste también?, yo también estuve. ¡Que coincidencia!.....oO

Conduzco muy rápido, mientras miro el teléfono, el semaforo está verde así que acelero y continuo... Mierda !! Acierto a ver a esa chica, con el deportivo negro, que se acaba de saltar el semáforo a mi izquierda... ella también estaba en el mobil, chirridos de frenos, mierda!! y me la llevo por delante. Un estruendo horroroso... crash.
Y de pronto solo silencio. Nuestros coches están empotrados el uno con el otro, del mio aun que queda algo, del suyo un amasijo de hierros sin forma.
Silencio, polvo en el aire y oigo sollozos.
De alguna forma consigo abrir mi puerta y.....oO