Reflexiones

Ya no escribe en futuro, ni para el futuro, ni mira al pasado desde que un día se da cuenta.
Se da cuenta de que aquello que llamamos pasado sigue estando aquí, y lo que llamamos futuro está ya presente.
Ahora escribe para el presente del que lo está leyendo, de ese alguien que mira ahora, a hurtadillas sobre su hombro, y también de ese alguien que mira ahora; dentro de cien años, a un cuaderno roído y lleno de polvo.
Sí, ahora te parece muy claro, básico, aprendido en el colegio, física básica. Respetas a los muertos, porque sabes que están vivos; en su rinconcito del.....oO


-El tiempo se te acaba, dijo mirándole cansino.
- ¿Cuánto?
-Mañana ya no estas.
- ¿Sólo hasta mañana? Es demasiado poco, es horrible…
- No he dicho que tengas hasta mañana, he dicho que mañana ya no estarás, podría ser que no tuvieses ni para llegar a esta tarde, o una hora, quizá un minuto, se ríe.
- No puede ser, necesito más tiempo, mucho más, no puede ser
- ¿Para qué?
- Para todo lo que tengo que hacer.
- ¿Por ejemplo?
- Jugar con los niños, enseñarles, pasar tiempo con mi mujer, cenar juntos, hablar, pasear con mi familia, visitar.....oO

0

- ¡Dolores, Dolores!! que no encuentro calzoncillos limpios, no me dirás que no me los has lavado!!
-Mira cariño, están todos sucios, esta semana te he lavado tres veces la bandera, y con tu sueldo de mierda, horas extras incluidas, lo que cobra el abuelo y el niño, bueno niño, que ya ha pasado los treintaicinco y aún está en paro, no me llegaba para más detergente, y como últimamente no dejas de pasear con tus amigos cantando al sol, con toda la cara quemada...pensé, "el Paco sale más orgulloso con una bandera limpia que con unos calzoncillos llenos de mierda…"
-Dolores, vale.....oO

0

Allí por Tarragona en Avinguda de Ramón y Cajal, camina un hombre cabizbajo, arrastrando los pasos en una tarde que huele ya a otoño. Se acerca otro hombre con triste semblante.
-He oído lo de tu hija, lo siento muchísimo. ¿Quieres que te acompañe?. No te vi salir del tanatorio…
-Ya... Quién lo diría eh, toda la vida trabajando en el puerto para que mis hijas fuesen algo, que pudiesen estudiar. Y mírala, número uno de la facultad, con un master y varios idiomas que solo le valieron para trabajar en un bar de Londres, porque aquí no había más que miseria. Es lo que nos han.....oO

10