En los pasos

En los pasos que hemos dado la experiencia nos ha mirado de reojo sin fiarse de nosotros porque la vamos decepcionando cada vez que tropezamos.
En los pasos que daremos la experiencia se esconde tras el siguiente cruce jugando al escondite.
En los pasos que estamos dando la experiencia nos mira de frente y nosotros no la reconocemos.