Como la bruma

Un día me levantaré
y desapareceré como la bruma.
Cuando el viento sople fuerte,
o el sol brille,
o una simple brisa me aleje...

Mientras tanto
mojo tu nariz
y te envuelvo.

Como cobarde
y persistente bruma,
estancada
en esta abrupta cala
estoy.