Varios

Varios y variados

Me levanté esta mañana con mi perilla checa. El café estaba caliente y no podía olvidar mis guantes, porque además no era precisamente otoño.
Por la calle vi cruzar una mujer con unos lóbulos muy marcados: era la esposa de Buda, funcionario del Ministerio de Venga Usted Mañana. Ella volvía a casa ya que había olvidado sus cápsulas, pues era obsesa compulsiva...oO