no me mires

Amigo: no me mires como si fuera tu vida, no me abraces con cadenas, no me beses con tantísima ternura. Tanta presión hincha mi cuerpo, presiona mis órganos, hace llegar el vómito a mi boca. Me siento enfermar y sólo quiero salir corriendo. Tus eternas despedidas, tus ojos que me penetran, tus manos furtivas que me soban y acarician. Y tantas expectativas, tantas demandas me solicitas: me ahogo. Te quise, te querré y te quiero. Para ti: todo. Pero no puedo compartir contigo mi cuerpo, porque ahora es sólo mío, tan sólo yo quien lo busca, quien lo goza y lo castiga. No me digas que sin mí, no me digas que conmigo. ¿ De pronto lo soy todo: la más dulce, la más bella,...? ¿ Pero de que coño hablas? Date cuneta amigo mío, que no es real lo que sientes, que es tristeza por mi ausencia, que se ha vuelto desmedida. No llores, no sufras, no insistas, no más reproches por los momentos perdidos, no te culpes, no sientas miedo a olvidarme. No más palabras bonitas, que golpean mis entrañas y me llenan, y me revientan e irritan,...

Amigo: no me mires como si fuera...esa mirada me duele, y aunque siempre te sonrío, y te consuelo, te calmo,...por dentro mi sangre chilla y quiero marcharme lejos, pero a pesar de éstos oscuros deseos, estaré a tu lado, hasta que la fiebre baje, hasta que vuelva el sosiego, hasta que lleguen de nuevo los días de cine, alcohol y risas, y regresen los viajes, las noches, los amaneceres, los tedios, hasta que yo vuelva a ser, la amiga ..y volvamos a insultarnos y a reírnos de nosotros, y a olvidarnos para después encontrarnos,...

Amigo: te echo de menos.