Eructos literarios

Su nombre lo dice

Son las ocho de la mañana de un día especialmente frío de febrero. El cielo gris perla, teñido de un ligerísimo violeta empieza a tomar trazos anaranjados en las estelas de los aviones.
Ruidos lejanos de coches me recuerdan que sigo en el mismo sitio. Enciendo un cigarro antes de poner a Lou Reed a un volumen que mis neuronas sean capaces de captarlo. Me siento en la cama, cojo el cenicero y me tumbo de nuevo. Pasan dos canciones y el cigarro se acaba. Busco una toalla y me voy a la ducha. Pero en el servicio me lo pienso mejor, hace mucho frío, mejor mañana. Vuelvo a mi habitación, me cambio los calzoncillos y la camiseta. El resto de ropa, la de ayer. La de antes de ayer. No desayuno, no tengo hambre, aunque al salir de casa cojo una manzana...oO

0

¿Hacia dónde apunta? No importa. Esa no es la pregunta. ¿Cuál es el vértice noble? ¿El que se desvanece cada día al vislumbrar los primeros rayos de oscuridad? ¿Es esta la pregunta? ¿Debo preguntar?..oO

0

...hoy estaba cortandome las uñas de los pies mientras veia el telediario de la 1 , joder y voy y me despisto con las gilipolleces que decian y me CORTE LA POLLA, y ahora no se si demandar a los fabricantes de las tijeras, a TVE, o dejarmela crecer otra vez...oO


Encima de nada, casi no me lo creo. Levitando pétalos, chamuscando mi orgullo. Qué denso es el bosque y qué pocas opciones nos quedan. Escuchar sonidos ajenos. Nada pertenece a nada. Dos ojos negros y una nube de envidia. Reflexiones...zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz. PAF!!! Despierta idiota!!!! Sí, dormido por la publicidad. Oscurecido por la invisibilidad. La lógica no existe. Los conceptos se desvanecen. Luchar por y para qué? Aros de una pulgada, metros que son millas. Payasos que hacen llorar. Luces que iluminan interiores. Soles inacabados y pájaros que no salen del nido. Pisadas rítmicas, aburridas y obstinadamente pesadas. Mezcla absurda de absurdos elaborados. Indios, mirad al cielo, que no se os olvide su color...oO

0