Eructos literarios

Su nombre lo dice

Onanistas delincuentes. Pereza de sol justiciero. Salúdame vagabundo, aunque no te dé nada. Descúbrete ante mis horrendas beldades. Desde que te fuiste la esquina no es la misma. Ya nadie tropieza con tu falsa muleta...oO

0